martes, 12 de mayo de 2009

ANTONIO VEGA NOS DIJO ADIOS

Esta es la primera entrada que dedico a título póstumo de alguien.

Pero creo que la ocasión se merece. No me gustan este tipo de entradas dedicadas, por lo triste y por lo fatuo que puede llegar a ser, en cuanto a lo que se pueda aportar o significar, pero creo que Vega, llegó a muchos corazones, y quién mejor que él para representar el intimismo y la tristeza.

Ese chico triste y solitario. El chico que cantaba a la chica de ayer con Nacha Pop, el que se guarecía en el sitio de su recreo, el de la buena disposición, de más números, otras letras, que en una décima de segundo, se sumergía en dibujos animados, justo en el momento.

Cuando comenzó su carrera en solitario, nos dijo, que No se iría mañana, allá por el 91, y nos enseñó el sitio de su recreo.

Experiencias personales transportadas de forma única a la canción, letras adaptadas a la música, como él mismo decía.

Y qué curioso final, en una habitación del madrileño hospital puerta de hierro, donde decía que de otras peores había salido.


¿Neumonía? ¿Cáncer de pulmón? ¿la mala y difícil vida? da lo mismo, creo que Antonio, ha sido de esas personas, que ha vivido, como él quería, eligió, y eligió hacerlo de esta manera. Asumiendo consecuencias y responsabilidades.


http://www.youtube.com/watch?v=uWGHlaCV0eM&eurl=http%3A%2F%2Fvideo.google.es%2Fvideosearch%3Fhl%3Des%26q%3Dantonio%2Bvega%26um%3D1%26ie%3DUTF-8%26ei%3DVw0KSuOEJJqZjAePucS2Cw%26sa%3DX&feature=player_embedded

En este vídeo podemos ver a Vega, en su última actuación para la televisión.

En la edición digital del diario el País, citan una bonita columna:

Te echaremos de menos, chico triste y solitario


Llevaba toda la vida muriéndose y nadie se lo creía. Siempre estaba ahí, en la reunificación de Nacha Pop, en los discos de sus amigos, en homenajes de otros o para él, o en esas noches entre semana, solitarias y frías, en la sala Clamores de un Madrid que creció con él. Con su guitarra y su mirada escurridiza, veías que la vida se cebaba con Antonio un día sí y otro también, pero su música, su alma, ofrecía siempre la promesa de un lugar mejor, un sitio humano y eterno fuera de las drogas y los problemas, donde solo los sueños se hacen realidad. Era como una leyenda urbana, pero hoy la realidad ha pegado con toda su mala leche, con toda su insoportable verdad y crudeza. Antonio Vega, el autor de Chica de ayer, la canción de la movida, la de la generación del cambio y la democracia en España, se ha ido para siempre.



En este país, le debemos la melancolía. Ningún artista ha sabido expresar con tal economía de medios y acierto el poder redentor de la levedad del ser humano, de las relaciones de pareja o de los trenes que pasan sin avisar. La vida en estado puro. Cotidianidad y humanidad que revelaban a un músico con la varita de la genialidad.

Arte que se tocaba con las manos a finales de los setenta y buena parte de los ochenta al frente de Nacha Pop, junto con Nacho García Vega, Carlos Brooking y Ñete. Pero luego también en solitario en los noventa con trabajos delicados y bellísimos, perfeccionados hasta el detalle que le hicieron poco prolífico, como Océano de sol, Anatomía de una ola o De un lugar perdido. Incluso 3000 horas con Marga, ese homenaje de amor declarado y deprimido a la desaparecida Margarita del Río, su pareja, contienen momentos mágicos como ese Pasa el otoño.

Antonio nunca supo de modas ni tendencias. Antonio solo sabía de sí mismo, de sus fantasmas y el poder de escuchar a sus sentimientos. La sensibilidad estaba por encima de todo. Era la nota característica de su música. Con ella se podía ver llover, pasear por parques con hojas en el suelo o reír amargamente en complicidad cuando el mundo iba más deprisa que nosotros.

Superviviente y maldito. Chico triste y solitario. Te echaremos de menos. La música no será lo mismo en España sin ti. Chica de ayer fue votada en su día como la mejor canción española. Era un himno. Esa chica, querido Antonio, fue el sueño de todos nosotros. "Un día cualquiera no sabes que hora es / te acuestas a mi lado sin saber por qué / las calles mojadas te han visto crecer / y tú en tu corazón estás llorando otra vez / me asomo a la ventana eres la chica de ayer / jugando con las flores de mi jardín / demasiado tarde para comprender / chica vete a tu casa no podemos jugar". Te has ganado el recreo. Adiós para siempre, con el corazón en lágrimas.

http://www.elpais.com/audios/cultura/Inaki/Gabilondo/entrevisto/Antonio/Vega/elpaudcul/20090512csrcsrcul_1/Aes/

Admirar la obra de Antonio Vega no tiene ningún mérito. Somos un batallón los que nos hemos aprovechado de su poesía, de su música, para entender aspectos de la vida que nadie nos contó mejor.


Aquí os dejo un vídeo en el que el sitio de mi recreo, esa genialidad, que desde muy niña, ya me impactó, es interpretada por Miguel Bosé y el propio Vega:

http://www.youtube.com/watch?v=d9SjzouQHz8&hl=es

Te has ido, para acompañar en alguna parte a ese alguien que te descubrió el amor, y que se anticipó a tus sorpresas.

Haciendo gala a tus palabras y creencias, literalmente has pasado a ser un ciudadano del mundo, un observador de la noche, un transeúnte cabizbajo de tu propia locura.

Un virtuoso de la melancolía y de las marañas más oscuras de los demonios internos.

Correcto consumidor del lenguaje, que con palabras precisas, dictabas arte. Por ser como eras, como eres y serás en cada uno de nuestros recuerdos, te respeto. Por vivir fuera del convencionalismo, por crear y no destruir, por tu humildad y sencillez, por tu eterna mirada tímida.

Que tu recreo, sea el que siempre habías soñado, o al menos se asemeje bastante.

Sólo ha pasado un día sin ti y ya muchos te echan de menos.

Hasta siempre ANTONIO.

http://www.youtube.com/watch?v=jYQ-3tFltME&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=d5Kjx3lzVWM&feature=related


Hasta la próxima bloggueros!!



1 comentario:

:DouG dijo...

muy bueno Carol